Descripción

El día 26 de septiembre durante la Semana de Gobierno Digital, se llevó a cabo BogotáTURLab, el primer laboratorio de innovación en el que las empresas turísticas en alianza con el sector TIC reconocieron los principales retos y soluciones para mejorar el turismo en la capital. 

BogotáTURLab, siendo el primer laboratorio de innovación turística, se desarrolló bajo la temática: "Bogotá turismo inteligente", con él cuál se buscaba generar compromisos, contactos y soluciones a una o más posibilidades que se pueden presentar en el diario vivir.

El evento inició con la presentación general a cargo del representante del Instituto Distrital de Turismo José Andrés Duarte, quien recalcó la importancia del apropiamiento de la marca Bogotá y de generar nuevas soluciones que permitan posicionar a Bogotá como una de las capitales turísticas más importantes de Latinoamérica.

Una vez terminada la introducción por el director José Andrés Duarte, inició la conferencia "Emprender, innovar y hacer la diferencia por Bogotá"  a cargo del ingeniero industrial, Edwin Bernal, asesor de proyectos y estrategias web con más de 15 años de experiencia en consultoría, y capacitación en estrategias digitales, director de Geosdigital Ltda, Cofundador y director creativo del laboratorio de innovación Hackoi  quien se puso el delantal y “preparó” a los asistentes para cocinar las mejores ideas que permitirían solucionar los principales retos que presenta el turismo en la capital.

Sin embargo, con el ánimo de calentar motores y de preparar a los asistentes para la jornada de ideación, innovación y creación que se llevaría a cabo durante las siguientes 5 horas, el conferencista Edwin Bernal realizó pequeñas actividades de ejercicios de agilidad mental con el fin de despertar el interés y la motivación de los asistentes, logrando así que se integrarán a la realización de cada actividad.

Con la atención de todos los asistentes, se dio inicio a la actividad "Caminos insospechados" en la cual las personas debían segmentar sus problemas en una escala significativa de menor a mayor importancia permitiendo identificar las peores soluciones posibles; dejando de lado lo obvio y realizable y atreverse a pensar más allá de lo evidente y realizable.

La siguiente actividad, y con el fin de lograr una mayor integración entre los asistentes; consistía en crear grupos de 3 integrantes para poder realizar una “Lluvia de ideas” en la cual el tema principal era crear ideas de productos, servicios o experiencias relacionadas con el tema del turismo inteligente y así poder asumir cada uno de los retos que se planteaban. Los 5 retos expuestos fueron los siguientes:

Reto 1. ¿Cómo logramos que la cultura turismo, sea parte de nuestra cultura cívica?

Reto 2. ¿Cómo hacer que los operadores turísticos de la ciudad, realicen innovaciones continuas en sus servicios, planes y productos?

Reto 3. Crear un producto turístico muy auténtico que identifique a Bogotá.

Reto 4. ¿Qué acciones deberíamos implementar para que Bogotá sea reconocido como un destino creativo e innovador?

Reto 5. ¿Cómo podemos hacer para que el sector turismo se entere de los eventos en la ciudad, y los utilicen para promocionarla?

Después de tener cada reto solucionado, se segmentaron las ideas obtenidas por temáticas, tipo de usuario, consumidor y complementariedad con el fin de poder realizar una retroalimentación posterior.

Detalles

Con el fin de capturar de nuevo la atención de los asistentes y cambiar un poco la dinámica, se dispusieron 5 retos alrededor de todo el salón. Cada reto se desarrolló bajo el concepto de “Ejercicio de pensamiento lateral” pero con una temática diferente. Dentro de las posibles respuestas, se debían categorizar soluciones “Obvias”, “No tan obvias” y “Tostadas”.

El reto encriptado consistía en descifrar el contenido de la imagen.

Una vez descifrado el reto los asistentes clasificaron sus respuestas al mismo tiempo bajo las categorías obvia, no tan obvia y tostada.

El reto punto ciego se desarrolló bajo la temática de “Turismo accesible” y buscaba dar solución al cuestionamiento de ¿Cómo lograr que los atractivos turísticos de la ciudad sean reconocidos por toda la ciudadanía?

Para esta dinámica los asistentes con los ojos vendados debían escribir una posible solución asimilando la situación de una persona en condición de discapacidad visual llevándolos a reflexionar acerca de qué tan adaptado está el mercado turístico en la capital para este target en específico.

A continuación, los asistentes asumieron el reto volantería el cuál buscaba dar respuesta a la pregunta de cómo las industrias y los sectores varios diferentes al turismo, deberían aportar a la calidad turística de la ciudad.

La dinámica consistía en idear un objeto volador con el material dispuesto (material reciclable, post–it, palos de balso, materiales varios) que le permitiera colocar la solución al reto en la caja correspondiente al tipo de idea que había otorgado (Obvia, No tan obvia, Tostada) cada caja estaba ubicada en un sitio, distancia y con una complejidad diferente.

El reto entiéndeme fue sin duda alguna uno de los más queridos y recordados por todos los asistentes. Se dispuso de una intérprete en lenguaje de señas a la cual debían interpretar el mensaje con la ayuda de un vocabulario base para poder dar su idea o solución al mismo y poder categorizarla (Obvia, No tan obvia, Tostada).

En el siguiente reto ¿Sabes escribir?, los asistentes debían estar en la capacidad de otorgar soluciones a los problemas planteados por medio de soluciones obvias, no tan obvias y tostadas las cuáles debían escribir con un lápiz gigante, un marcador y un esfero, respectivamente.

La temática se centraba en entender Cómo lograr que la identidad turística bogotana sea un tangible como reconocimiento para el viajero. Cabe resaltar que cada reto estuvo disponible al mismo tiempo, de manera que los asistentes pudieran elegir cual deseaban solucionar y así mismo rotar por cada uno de ellos.

Posterior al desarrollo de cada reto, los asistentes volvieron a los puestos iniciales en los cuáles se dispuso un formato que les permitiera segmentar aún más sus ideas bajo las categorías “+ impacto-“ y  “+ disruptiva -“ de manera que se eligieran solamente las mejores 4.

En cuanto a la divulgación del evento en redes sociales Twitter, Facebook e Instagram, se realizaron 13, 15 y 5 post respectivamente bajo el Hashtag #BogotáTURLab. Se contaron con tableros con frases asociadas al evento para la toma de fotografías.

El alcance total logrado fue de 1.5000 personas aproximadamente.

Para dar cierre al evento se premió la participación de los asistentes en los retos generales, premio que fue otorgado al azar al leer en voz alta la idea/solución que dieron para cada reto general; el premio constó de un pocillo con chocolates además de un taller de ideación con Hackoi.